E-commerce

image
 
Tradicionalmente se ha definido comercio electrónico o e-commerce como la adquisición de productos o servicios a través de medios electrónicos, sin circunscribirse exclusivamente a Internet. El problema es que, en estos casos, los pagos no electrónicos, aunque posibles, dificultan la labor de contabilizar los volúmenes de compra. Sin embargo, la definición ampliada, digamos, de comercio electrónico, hace referencia a las ventas que se realizan gracias a la intervención de Internet en cualquiera de sus fases: captación, contratación y/o pago.

El comercio electrónico tiene su base en la tecnología e Internet, que le dotan de unas características particulares:
Ubicuidad
Nos permite llegar a cualquier parte del mundo.
Alcance
En relación con la primera característica, nos permite vender en cualquier parte del mundo.
Abierto 24horas
La tecnología nos permite recibir y procesar pedidos a cualquier hora del día, mejorando la satisfacción del cliente.
Información
Podernos ofrecer gran cantidad de información acerca de cada producto o servicio que vendemos.
Modelo de crecimiento
todo lo anterior nos permite un nuevo modelo de crecimiento con una inversión mucho más reducida, ya que, por ejemplo, no hay que invertir en personal o instalaciones.