LinkedIn para principiantes

En post anteriores comentamos otras redes sociales como Facebook o Twitter en guías para principiantes: cómo usarlos o términos necesarios para entenderlas. En esta ocasión, y ya que estamos con los propósitos de año nuevo y quizás entre ellos se encuentre encontrar trabajo o cambiarlo, os proponemos LinkedIn, la red social profesional por excelencia.

Es muy posible que si nos estás leyendo tengas una cuenta en LinkedIn, prácticamente todos tenemos una, pero ¿le sacas partido?

Y, a pesar de ser una red social en la que las empresas cuelgan sus ofertas de empleo y los usuarios particulares sus currículos, LinkedIn es una red profesional enfocada al B2B, es decir, principalmente se busca poner en contacto a empresas entre sí con el objetivo de colaborar y muy especialmente en altos niveles.

LinkedIn

Desde su lanzamiento en el año 2003, LinkedIn se ha posicionado como la red social de referencia a nivel profesional. La idea ha sido siempre fomentar las conexiones directas, de primer o segundo grado, favoreciendo la interacción entre profesionales entre sí y con empresas.

Los usuarios pueden ponerse una foto de perfil y actualizar su fondo, como en todas las redes sociales. LinkedIn ofrece la posibilidad a sus usuarios de subir sus currículos y todo tipo de certificado o diploma que quieran destacar, pero además, es posible añadir cada empleo con su descripción y fechas, así como la formación. Cursos, idiomas, aptitudes y validaciones, también serán muy útiles a la hora de definirse a uno mismo y diferenciarse de los demás. Es muy recomendable incluir certificados o premios, organizaciones con las que colabora y seguir a empresas.

La posibilidad de interaccionar con antiguos compañeros de trabajo o superiores a través de la validación de aptitudes y las recomendaciones, da un valor añadido a nuestro currículo virtual.

Conectar

Esta red social se basa en la teoría de los seis grados de separación y por la que se piensa que todo el mundo está relacionado con todo el mundo en solo seis grados, cifra que, con el surgimiento y auge de las redes sociales, se ha ido reduciendo. Partiendo de aquí, LinkedIn considera que tenemos contactos de primer, segundo y tercer grado.

A diferencia de otras redes sociales, LinkedIn se preocupa por garantizar que las personas que conectan realmente tengan algo en común, porque hayan trabajado juntos anteriormente, porque hayan estudiado en el mismo centro… pero ofrece otras opciones: 

  • Amigos. Personas que ya se encuentran entre tus contactos de correos, amigos, compañeros de estudios o trabajo... 
  • Grupos porque participéis en algún grupo en común dentro de LinkedIn.
  • Otros. Para asegurarse te pedirá el correo electrónico de la persona con la que buscas conectar.  

Perfil

En tu perfil, como ocurre en las demás redes sociales, muestras quién eres, tus estudios, tu experiencia, aptitudes… el perfil en LinkedIn es tu currículo propiamente dicho.

Muro

De nuevo un muro en el que compartir contenido, la calidad de este ya dependerá de uno mismo, aunque huelga decir que este no es el mejor lugar para colgar fotos de gatitos. Como en las demás redes sociales, este contenido te permitirá interactuar con tus contactos recomendándolo, compartiéndolo o comentándolo, así generarás debates y añadirás valor a tu perfil de cara a posibles empleadores.

Grupos

Los grupos son muy importantes a la hora de generar debates y compartir contenido en temas específicos. Se dividen por sectores y podemos elegir pertenecer a grupos muy diversos. Este es uno de los valores más relevantes de LinekdIn para generarse una imagen experta en los temas que dominamos, reflejar nuestro perfil y conseguir visibilidad. 

Otras aplicaciones

 

Además de poder ver tu número de contacto; puedes tener tu perfil en varios idiomas, con lo que el acceso a tu perfil desde otros países será más fácil (siempre que domines el idioma en cuestión, claro); puedes buscar empleo; es posible conocer quién ha visitado tu perfil, con lo que se facilitan las interacciones y se amplían las redes de contacto de los usuarios