Showrooming y otros tipos de compras

El comercio electrónico ha traído consigo nuevas modalidades de compra que, en la mayoría de los casos están poniendo sobre aviso a los comerciantes y dueños de tiendas físicas, y es que, pese a que en España 8 de cada 10 usuarios compara los precios en Internet y luego los compra en la tienda física, los datos revelan que las prácticas contrarias cada vez cuentan con más adeptos y contribuyen a despertar nuevos fantasmas en el comercio tradicional. 

Showrooming

Es la práctica por la que los clientes o posibles compradores acuden a las tiendas físicas para ver el producto y probárselo y, una vez están convencidos, lo adquieren a través de la tienda online buscando siempre el mejor precio. 

Boomerooming

Esta, por su parte, es la práctica que más preocupa a los comerciantes ya que consiste en buscar los productos por Internet, acudir a la tienda física para probárselos o verlos de primera mano y, de nuevo, volver a la tienda online para adquirir el producto

Pero, ¿a qué es debido esta práctica? ¿Por qué los consumidores somos tan chaqueteros?

Ya hemos comentado en alguna ocasión las grandes ventajas que hacen al consumidor decantarse por comprar en la tienda online en detrimento de la tienda física o tradicional. La baza con la que venía contando el comercio tradicional, y con la que aún cuenta, es la atención personalizada, es decir, el acudir a una tienda y tener el asesoramiento y la atención de un dependiente que va a ayudarte a elegir el productos con características y precio que mejor se adapten a tus necesidades. Sin embargo, esto está dejando de ser exclusivo de la tienda física. 

Cada vez más encontramos información muy amplia acerca de los productos en las páginas webs y, más aún, cada vez valoramos más los comentarios de otros clientes que ya han probado dicho producto. 

De manera que, a las ventajas del comercio electrónico: precio, comodidad y variedad, ahora se suma un margen mayor de información y una personalización que va más allá gracias a la posibilidad de conocer el grado de satisfacción real de otras personas que ya han probado el producto por el que nosotros nos hemos decantado. 

¿Qué postura deberían adoptar las tiendas físicas?

Muchos comercios, sobre todo los pequeños, se encuentran con las manos atadas ante la feroz competencia que les llega desde las grandes firmas, tanto dentro como fuera del mundo digital, cuando realmente la posibilidad de hacerles frente la tienen al alcance de un solo clic. 

Para comenzar, la opción de combinar ambas modalidades de venta: física y online está actualmente al alcance de todas las personas interesadas. Este es el punto de partida para dar rienda suelta a todas las estrategias que acabarán con el comprador adquiriendo tu producto independientemente del medio a través del que lo haga. 

Relaciona ambas tiendas

Es necesario que tus clientes y compradores habituales conozcan que, además de la tienda física tienes una tienda virtual y viceversa. Para ello no solo vale con anunciarlo sino fusionar ambas y que un cliente que haya adquirido un producto por una vía pueda devolverlo o hacer cualquier consulta/reclamación a través de la otra vía. 

Aunque esto no te exime de utilizar promociones diferentes para potenciar las compras en una u otra tienda. 

Redirige el tráfico de tu tienda online a la física y viceversa. Si un cliente satisfecho te ha conocido vía online, dale la oportunidad de conocerte personalmente, que compruebe que el trato es el mismo, que vea los productos en la tienda física… 

No lo pienses más y prueba ahora los beneficios de la venta online. ¡Llámanos!