Tendencias Ecommerce 2016

Llegados a esta época del año, los artículos tipo recopilatorio son indiscutibles: los habrás leído ya de todas las formas y maneras posibles: lo que será tendencia (o no) el próximo año, lo que fue tendencia, pero ya ha pasado a mejor vida o aquello que es mejor ya ni mentar. Debo confesar que a mí me encantan este tipo de recopilaciones, así que, ¡allá voy! 

Como no podía ser de otra manera, nosotros nos vamos a centrar en el comercio electrónico, nuestro sector de actividad. Un mundillo que, huelga decirlo, está en pleno auge y las empresas de nuestra Comunidad Autónoma deberían comenzar a utilizar de manera eficiente. 

El comercio electrónico lleva ya algún tiempo entre nosotros y siempre siguiendo tendencias alcistas. Este año, sin embargo, las tiendas de comercio electrónico han visto superadas sus expectativas y, pese a que algunos comienzan a hablar de cierto estancamiento (aunque para nada aparcando los buenos resultados), las cifras hablan por sí solas: 

Todos los estudios revelan que el futuro del ecommerce durante el próximo año va a pasar por: 

La omnicanalidad

Hasta ahora, y muchas empresas siguen pecando de esto, las empresas suelen tener una política definida de atención al cliente, cada canal se comunica con el cliente de una manera diferente. La tendencia está cambiando como consecuencia de la multiplicación de las opciones posibles al alcance de los clientes. Ahora, un cliente que envía un email a una empresa quiere poder continuar con la misma conversación por teléfono, a través de la app o a través de la página de Facebook sin la necesidad de tener que volver a identificarse y contar toda su historia de nuevo. 

La tendencia es a simplificar la atención al cliente a través de una fusión de todos los canales, para que la experiencia del usuario sea lo más satisfactoria y fluida posible, para que pueda iniciar la comunicación mediante el canal que mejor le convenga en cada momento y acabarla en otro completamente diferente sin haber tenido en ningún caso la sensación de haber cambiado de interlocutor. 

Móvil

No hay duda que el futuro del comercio electrónico pasa por consolidarse a nivel móvil, lo que ya se conoce como social commerce. Si como usuarios cada vez pasamos más tiempo, de ocio o no, en las redes sociales, es lógico que las empresas busquen nuevas maneras de llegar a los usuarios a través de estos dispositivos. 

En la actualidad, alrededor del 25% de las ventas por Internet proviene de los smatphones, aunque las cifras de usuarios que buscan los artículos a través del dispositivo móvil pero finalizan su compra a través de un ordenador son aún mayores. 

Las empresas tienen la tarea pendiente de entender a su público y agilizar sus trámites con páginas resposives, que se adapten a los tamaños de las pantallas de los dispositivos móviles o con formularios que no se eternicen y lleven a abandonar la compra.

Personalización y Big Data

Ya lo anunciaba Facebook con su posibilidad de segmentar hasta puntos insospechados. No es que la publicidad masiva haya pasado a mejor vida, pero la tendencia camina hacia el Gran Hermano

El Big Data fue una revelación en la última campaña presidencial de Barack Obama, durante la que el uso de esta técnica permitió llegar de manera directa y segura a todos los posibles votantes, por lo que ni se desperdició tiempo ni dinero en tratar de convencer a votantes indecisos. El Big Data permite recopilar gran cantidad de información sobre los usuarios, información que ellos mismo proporcionan a través de sus perfiles en las redes sociales y la información que comparten en Internet, por lo que no incumple las leyes de Protección de Datos. Aunque, quizás, la manera en que estos datos se utilizan para llegar los usuarios y personalizar al máximo la publicidad que las empresas utilizan sea otra cuestión a tratar. 

Pero la tendencia marca el camino hacia la personalización y un contacto más directo, fluido y encaminado a publicitar a cada usuario aquello que necesita en cada momento. 

Estas son las tendencias, aunque cada uno tendrá que avanzar en la dirección en la que anda su público. ¿El primer paso? Contar con un buen soporte en Internet. ¿Tienes ya el tuyo? Llámanos