Pasos para crear tu tienda online

Una vez conozcas todo lo que comentamos en el post anterior (puedes leerlo aquí) deberás dar el paso y comenzar con le creación propiamente dicha de tu tienda de comercio electrónico.

¿Qué vas a necesitar? 

Escoger un buen dominio

El dominio es el nombre con el que Internet nos va a reconocer y posicionar. Nuestro dominio deberá ser el mismo –en la medida de lo posible- que el nombre de nuestra tienda. Además, deberás tener cuidado con una serie de criterios que contribuyan a que sea fácil de recordar, de pronunciar y escribir (más aún si piensas llegar a diferentes mercados con diferentes idiomas); que en la medida de lo posible incluya palabras claves que identifiquen tu negocio; que no sea muy largo ni incluya números, guiones u otros caracteres; y deberás poner especial atención en la extensión que escojas (.com, .es, .net…). En definitiva, deberás cuidar los detalles para conseguir que tu nombre y tu dominio sean sencillos, pero identifiquen a tu marca de un vistazo

Servidor

El servidor es el almacén en el que guardas tu contenido online. Al igual que necesitas un almacén lo suficientemente grande como para guardar todos tus productos, que garantice unas condiciones climáticas en función de lo que almacenes, que sea de fácil acceso o que tenga un precio razonable, necesitas un servidor que garantice que el acceso de tus clientes va a ser rápido y no va a caerse con facilidad, dejando a los usuarios colgados en mitad de una compra, que garantice la seguridad de las operaciones y la confidencialidad de los datos y que te permita almacenar una cantidad suficiente de productos como para satisfacer las necesidades de tu negocio y tus clientes. 

CMS

Es el gestor de contenidos, es decir, el programa con el que vas a crear en sí tu tienda electrónica

En la actualidad hay infinidad de CMS, fáciles de usar y gestionar, con variedad de plantillas personalizables y con infinidad de posibilidades en cuanto a diseño e implementación de módulos diferentes. Aunque la gestión es cómoda y, una vez has aprendido a subir un producto el resto lo harás mecánicamente, la creación en sí deberías dejarla en manos de profesionales y asegurarte, así, que estás creando una tienda profesional y adaptada a las exigencias de buscadores y usuarios

Personaliza productos

Una de las ventajas que ofrece el comercio electrónico es la posibilidad de ofrecer enormes cantidades de información sobre un solo producto, mejorando así el conocimiento que el cliente tiene de él antes de adquirirlo, satisfaciendo su curiosidad, colocándonos a nosotros mismos como expertos en la materia y diferenciándonos de la competencia porque podemos incluir toda la información que ellos no ofrezca. 

Pero no te limites solo a la información, muestra tus productos de manera diferente, enseña a tus clientes a utilizarlos, muéstrales otras formas de sacarles partido y asegúrate que todo lo que tu ofreces acerca de tus productos es un extra para satisfacción del cliente

Métodos de pago

Aunque parece que ya hemos superado los miedos a dar nuestros datos y los de nuestra tarjeta, siempre te posicionará en ventaja que ofrezcas todas las posibilidades de pago, por lo menos las más utilizadas en el mercado en el que vayas a moverte. 

Información y seguridad

Explica bien todo el proceso de compra para que nadie se lleva a engaño una vez haya realizado el pedido y ejecutado el pago. Tus clientes deberán conocer de antemano los costes de envío y los plazos de entrega, así como ser conscientes de los datos que están ofreciendo. Reserva un lugar especial en tu tienda para informar de todo ello. 

Si yas has perdido el miedo y quieres, por fin, liarte la manta a la cabeza de cara a las próximas fechas en las que las compras todo lo inundan, no dudes en consultarnos todas tus dudas, seguro sabremos cómo ayudarte. ¿Hablamos?