Amazon y el carro de la compra

Llevaban tiempo anunciándolo y por fin esta semana Amazon ha incluido en su catálogo productos de la lista de la compra para competir con el resto de supermercados. Alimentación y productos de limpieza de marcas como Kellogg’s, Nestlé o Fairy, estarán a partir de ahora a disposición de todo aquel que busque rapidez y comodidad

Amazon, que hasta la fecha distribuía libros, electrónica, ropa o artículos del hogar, quiere posicionarse como distribuidor rápido con envíos gratuitos e ilimitados en España en menos de 24 horas con su servicio Premium, eso sí. 

Quizás siguiendo su ejemplo, redes sociales como Pinterest, Facebook, Instagram o Twitter están comenzando a incluir el botón “Comprar” como un guiño (o no) al comercio electrónico

Cuando Facebook desarrolló la opción de crear páginas de empresa, la posibilidad de comprar ya era una realidad, al fin y al cabo las empresas venden y los consumidores compran. Pero entonces se concluyó que los usuarios de la red social no estaban en Facebook para comprar. 

Hoy, ninguna red social se plantea esta cuestión y ha dado lugar a lo que ya se conoce como Social Commerce

El pasado junio, Pinterest incluyó por fin este botón para comprar en más de dos millones de productos que aparecían en sus fotos. El funcionamiento es el siguiente: 

  • El usuario de Pinterest ha pineado una imagen con un producto de su interés: un mueble, una prenda de ropa, un accesorio, un viaje…
  • En la ficha de dicha imagen, donde aparecen las características del producto puede aparecer el precio en color azul. Esto significa que es un producto disponible para ser comprado. 
  • El cliente puede elegir color, talla y otras características, sin salir de la red social o de la app móvil
  • Pinterest solo gestiona el pago y pasa el pedido a la compañía. 

Casi a la vez, Instagram también se lió la manta a la cabeza y permitió a sus anunciantes incluir cuatro imágenes que el usuario podía desplazar de derecha a izquierda y facilitaba con un botón ir a la tienda online de ese producto. 

Twitter, por su parte, lo intentó hace ahora un año con Burberry a la cabeza de la experiencia piloto. Junto a las imágenes de sus tweets promocionados se incluía un botón de compra que llevaba a la web del anunciante. Aunque solo se mostraba a algunos usuarios la experiencia dio muy buenos resultados, aunque Twitter aún sigue experimentando soluciones reales y para todos los usuarios. 

Pero lo que todos esperamos con ansia es la solución de Facebook para el Social Commerce que ya está disponible en España, aunque no de la manera definitiva que Facebook tiene pensada. Por ahora este botón funciona como lo hacen los botones de llamada a la acción disponibles para la red social, aunque lo que pretenden es que funcione como ya lo  hace en Pinterest, sin que el usuario tenga que desplazarse a la tienda electrónica del vendedor para poder adquirir su producto. 

Pero, ¿a qué se debe esta fiebre por el comercio electrónico?

Ya lo hemos dicho en artículos anteriores: el comercio electrónico es cómodo porque agiliza el proceso de compra, puedes hacerlo sin salir de casa y sin preocuparte por horarios, tienes toda la información sobre el producto a un clic y ya nadie se plantea que el pago no sea seguro. 

El Social Commerce da un paso más y te permite la compra de algo que, quizás por casualidad, has visto, te ha gustado pero puede que no sepas de dónde sale. Ya no tienes que ir hasta el vendedor directo, no necesitas conocer la firma que lo distribuye, solo tiene que gustarte y clicar en el botón “Comprar”. Tampoco tendrás la necesidad de salir de la red social en la que te encuentres. Es la comodidad que caracteriza al comercio electrónico llevada a su máxima expresión. 

¿Qué extras ofrece el Social Commerce?

El Comercio Electrónico tiene muchas ventajas, pero el Social Commerce se vende por sí mismo: 

  • Social

El Social Commerce, como su propio nombre indica, se lleva a cabo a través de cualquier red social, por lo que la empresa guía al consumidor, aunque será él al final, con ayuda del resto de usuarios los que guíen el proceso de compra. 

Además, el hecho de que la compra se lleve a cabo en una red social, permite conocer en todo momento la opinión de otros usuarios y esto, sabiendo que un 60% de los consumidores online son más propicios al consumo si sus amigos también lo han comprado, no es un plus, lo es todo.

  • Engagement

Aunque el miedo a los comentarios negativos siempre está presente, lo cierto es que ningún producto tiene mejor vendedor que un consumidor satisfecho. Compartir la experiencia de compra, fotos del producto o comentarios será la mejor publicidad y el mejor arma de una marca para vender. 

  • Ofertas personalizadas

Las redes sociales y el Social Media están ya lo suficientemente asentados como para que las marcas tengan el conocimiento necesario de los usuarios y clientes para poder enviar ofertas personalizadas y lo más segmentadas posibles. 

  • Fidelización

Las redes sociales tienen unas posibilidades infinitas en cuanto a mediciones y posibilidades de conocer a nuestro público, posibilidades que una marca no puede descartar si quiere premiar a sus clientes más fieles con el objetivo final de fidelizar y generar más engagement

  • Servicio 24 horas

Esta opción no es exclusiva del Social Commerce, pero sigue siendo ventajosa para las marcas que hagan uso del comercio electrónico, ya que no tienen que preocuparse por horarios comerciales ni por los horarios de trabajo del consumidor que, en cualquier momento encontrará un momento para visitar su página (social o no), ver el producto que le gusta y hacer clic en el botón de compra. 

Fácil y rápido

Si tu también quieres beneficiarte de las ventajas del E-Commerce o del Social Commerce y no sabes por dónde empezar, contáctanos, nosotros te asesoraremos y te ayudaremos a que tu marca brille con luz propia.