Cinco errores a evitar en tu e-commerce

El comercio electrónico está cada vez más normalizado, no solo porque cada vez los consumidores pierden más ese miedo que tenían a dar sus datos a través de Internet, sino que han ido surgiendo cada vez más medios de pago, pero además, también han ido surgiendo maneras diferentes de consumir que se han extendido y, sobre todo, que han agilizado las compras: desde unos zapatos a un viaje, pasando por un vino, las listas de bodas o flores. Hoy no hay nada que no pueda ser comprado a través de Internet, aunque cada producto tenga su público, prácticamente todos los públicos son susceptibles de comprar a través de Internet

Sin embargo, esto no quita para que haya situaciones o hechos que a todo e-consumer le saquen de sus casillas. Por eso, si tienes un comercio electrónico, ten cuidado porque estos errores son los que descomponen al consumidor y te pueden llevar a perder clientela. 

Proceso de compra lento

El e-commerce tiene muchos adeptos precisamente por su facilidad, comodidad y rapidez. Cuando los usuarios acudimos a las tiendas electrónicas es porque no tenemos tiempo de salir de compras, comparar precios y toda la rutina que le sigue. Por eso, llegado el momento en que decidamos adquirir un producto vía online, nos incomodará vernos obligados a registrarnos en el sitio o facilitar demasiados datos que nos hagan retrasar nuestro objetivo final: la compra. 

Agiliza el proceso, asegúrate de que tu tienda electrónica cuenta con un formulario que solicita los datos necesarios y que no se eterniza para finalizar la compra. 

Producto agotado

En una tienda física es fácil hacerse una idea de los productos que hay o no en existencias, como mucho puedes pedir a algún dependiente que compruebe si hay más artículos en el almacén, pero normalmente lo que hay es lo que se ve. Esto cambia en un e-commerce, lo que obliga a tener especial cuidado y actualizar los productos con la frecuencia suficiente como para no decepcionar a ningún cliente en el paso último de su compra. 

Información de pago

En esto, como en todo, hay que ser claros y concisos desde el primer momento. En una tienda de e-commerce no podemos obviar nunca la pestaña “Condiciones de pago” en la que expliquemos directamente cómo se paga, gastos de envío, tiempo y condiciones de envío y devolución, etc. De manera que cualquier posible cliente pueda escoger si está o no interesado en comprar en la tienda sin llevarse a engaños a la hora de efectuarse el pago o el envío. 

Tiempo de carga

Esta opción vale tanto para sitios de e-commerce como para sitios web, y es que los tiempos de carga largos hacen desesperarse a cualquiera, por lo que deberemos tener especial cuidado a la hora de escoger el servidor o la tecnología a utilizar, las imágenes de los productos, ect., con el fin de reducir al máximo los tiempos de espera. 

Conoce a tu público

Solo si conoces a tu público sabrás cómo premiar su confianza. La posibilidad de saber si hay un usuario concreto que visita a diario tu tienda de e-commerce o que compra con mucha frecuencia te permitirá agasajarle con descuentos, promociones y ofertas especiales para premiar su fidelidad, lo que en consecuencia contribuirá a satisfacerlo y a convertirlo en nuestra mejor publicidad

Si crees que ha llegado la hora de dar el salto y crear tu página de comercio electrónico, contáctanos, nosotros sabremos cómo ayudarte.