Hamburguesas por la paz

Esta mañana leía un artículo que hacía hincapié en la necesidad de las marcas de utilizar las redes sociales no para vender, sino para dialogar, para llegar a su público de una manera diferente.

Basta con encender la televisión para oír gritos y malas noticias, con coger el coche para frenazos y bocinazos, con ir a la comprar para sufrir empujones y malas caras… Si, cansados de la rutina del día a día, utilizamos las redes sociales como vía de escape, como medio de desconexión ante tanto hecho desagradable y tanta mala cara, ¿por qué las marcas no deberían hacer lo mismo?

No se trata, repetimos una vez más, de crearse un perfil en todas las redes sociales del mercado y publicar en ella el contenido de tu página web hasta aburrir, repetir y repetir las ventajas de tu negocio o producto, postear una y otra vez tus precios y tus ventajas frente a la competencia, dedicarte a desprestigiarla… sino que para que una estrategia de marketing logre sus objetivos debe alcanzar al usuario, escucharlo y comprenderlo. Y, si ya hemos acordado que los usuarios van a las redes sociales para desconectar, ¿no sería lógico pensar que debemos ofrecerles alternativas, desconexión y buen rollo?

Esto es lo que se ha propuesto Burger King de cara al próximo Día Mundial de la Paz, que se celebra el 21 de septiembre. La cadena de hamburguesas ha propuesto a la compañía rival, McDonald’s, fusionar sus productos estrella para –por lo menos por un día- fomentar la paz y donar los beneficios a la organización sin ánimo de lucro Pace One Day.  

Burger King ha creado una página web en la que presenta la propuesta, así como su idea de lo que debería llevar esta hamburguesa de la paz o, como ellos la han bautizado, McWhopper. Además, la compañía ha publicado varios anuncios a toda página en algunos de los diarios de mayor tirada de EE.UU. como The New York Times o Chicago Tribune.

La McWhopper, que incluiría seis ingredientes de la BigMac y seis ingredientes de la Whopper, se distribuiría en un restaurante abierto exclusivamente para la ocasión y sólo durante ese día en Atlanta, ciudad elegida por situarse a medio camino entre las sedes de ambas compañías.

Sin embargo, parece que McDonald’s no se ha tomado demasiado bien la propuesta y les ha pedido que la próxima vez mejor utilicen el teléfono para proponerles enterrar el hacha de guerra. Además, el CEO de la compañía, en una escueta carta bastante escueta, ha dicho que ambas compañías podrían hacer algo mucho mejor por la paz global.

Son precisamente este tipo de iniciativas las que dan vida al marketing y sentido a las redes sociales. Al final del día, cada consumidor se mantendrá fiel al producto que prefiera, sin embargo la iniciativa de Burger King dará a muchos qué pensar y nos tendrán hablando de ambas compañías durante un tiempo. 

Fuente de la noticia: El País