Cinco cosas que hacemos mal en RRSS

En las redes sociales, como en la vida, no nos queda otra que toparnos con gente de todo tipo. Están los que siempre tienen algo que decir y sus antagonistas, los simpáticos o los presumidos. Pero los peores de todos son los listillos, los que se creen que lo saben todo y al final no hacen más que caer en el mismo error una y otra vez. 

Vaya por delante que aquí nadie quiere ir de listillo (muchos menos de gurú, que le estamos cogiendo una manía a la palabreja…), pero hay cuestiones que son de manual, que todo community manager o social media debería conocer. Y, empresario, atiende bien, si tu agencia o agente de marketing no lo sabe, lo mismo deberías plantearte si tu pyme está realmente en manos de profesionales.  

Todo el que haya leído un poco o trabajado minimamente en social media sabe que estos 5 errores son algunos de los que más molestas a las empresas y sobre todo a sus cabezas visibles en las redes: los community managers. 

  • Utilizar la página de empresa como biografía en Facebook

Cuando está comenzando como empresa y te creas una página de empresa en Facebook, sólo tienes dos posibilidades de hacer crecer tu número de “me gusta”: con invitaciones a tus amigos a través de tu perfil personal como administrador de la página o con publicidad, a ver si ahora nos vamos a pensar que en Facebook son tontos… 

Lo ideal es generar contenido de calidad para que Facebook posicione tu página entre las primeras en función de la relevancia que considere que tus contenidos tienen para los usuarios de la red social. Y si esto no está entre tus prioridades, deberás esperar a que el tiempo haga su trabajo. Lo que no puedes hacer en ningún caso es beneficiarte de las ventajas, en cuanto acceso a otros usuarios, de utilizar una biografía personal siendo una empresa. Las políticas de Facebook lo explican claramente y, a riesgo de que te la cierren si te pillan, lo único que conseguirás es irritar a los usuarios con mensajes y otras actividades que están vetadas para las empresas, precisamente por eso, por lo molestas que son para los usuarios de biografías. 

  • Que te sigan para conseguir que les devuelvas y luego unfollow 

El ansia por conseguir un mayor número de seguidores, sea en la red social que sea, lleva a muchas empresas a la creación de perfiles falsos cuyo único objetivo es conseguir muchos seguidores que acaban generando comunidades nada representativas.  

Otras empresas, sin embargo, lo que hacen es seguir la táctica del follow-unfollow, es decir, de seguir para conseguir ser seguidos y después dejar de seguir para que en sus perfiles figure que tienen un mayor número de seguidores, valga la redundancia. 

Insistimos, más allá de ayudar a posicionar a las empresas o marcas, estos usuarios lo que consiguen es aburrir al resto de community managers, arriesgándose, como en Facebook a que cualquier otro usuario les denuncie por cuenta falsa y acabar con los pocos seguidores reales que tuvieran. 

  • Uso discriminado de hastags 

Los hastags sirven para contextualizar un enlace, imagen o comentario que hagamos y posteemos en las redes sociales, pero ocurre, cada vez con mayor frecuencia, que el afán por llegar a mayor cantidad de usuarios hace que se usen demasiados hastags, frases interminables o hastags unidos que hacen incomprensible el mensaje que se quiere transmitir. 

En el lado opuesto están los que por no escribir, no incluyen ni una descripción de la imagen o una aclaración acerca del enlace compartido. En este caso cuesta decidir quiénes cansan más al personal.

  • Los vídeos verticales

Ya he leído en algún que otro artículo que cada vez surgen más apps exclusivas para vídeos verticales y que se postula como la próxima tendencia. Cierto es también que, si el vídeo se graba con un dispositivo móvil que, usamos a diario y a diario lo usamos en vertical, la lógica lleva a pensar que no sea tan descabellado grabar en vertical. 

Quizás lo que me traicione en este caso sea mi deformación profesional periodística (y lo que me costó aprobar la asignatura de cámara), el encuadre dice tanto como la noticia en sí y si no somos de mostrar en la pantalla todo lo que tiene relevancia, la noticiabilidad se pierde.  

  • Conectar todas las cuentas entre sí

Las redes sociales ofrecen la posibilidad de unir las diferentes cuentas entre sí, facilitando la actualización de los perfiles y páginas y, sobre todo, agilizándolo. Esto puede ser muy útil, pero también puede desprender una muy mala imagen de dejadez y poco interés por los usuarios. Y es que el contenido o comentario que vale para Facebook probablemente no valga para Twitter y viceversa. Cada red social requiere un tratamiento diferente y el community manager debe ser capaz de reflejar a su empresa en cada red social de la mejor manera posible. 

Muchos son los usos de las redes sociales y otros tantos los que no hacemos de la manera correcta. No voy a decir que nosotros sepamos hacerlo todo genial, pero por lo menos ponemos todos nuestros esfuerzo y nuestros interés por mantenernos actualizados en las últimas tendencias y uso de las redes y si quieres comprobarlo solo tienes que ponerte en contacto con nosotros