3 usos para Pymes en RRSS

La semana pasada publicábamos un post que hablaba sobre los problemas de las pymes con el marketing online, en concreto, tres problemas por los que las pymes están aún a la cola en implantación en las redes sociales como consecuencia de su falta de flexibilidad y de adaptación

Tampoco es que queramos hacer leña del árbol caído, o mejor aún, de árbol aún no nacido, pero lo que sí pretendemos es que nuestras publicaciones os hagan abrir los ojos y os ayuden a entender por qué el mundo online es una realidad y por qué las redes sociales son necesarias para establecer relaciones, ya sea entre clientes y empresas, entre empresas entre sí o entre usuarios. 

Las redes sociales nacieron siguiendo la teoría de los Seis Grados de Separación, teoría que afirma que todos los individuos del planeta están interconectados entre sí por una cadena que no supera los 6 conocidos, y han llevado a esta teoría a su última expresión, demostrando que es posible que todos estemos relacionados a través de un número inferior de conexiones. 

Pero más allá de estas teorías, las pymes deben hacer uso de las redes sociales por la baza que para ellas suponen. Lejos de entender las redes como un medio a través del que vender, deben ser entendidos como un medio a través del que conversar, ofrecer experiencias, atención al cliente y darle el poder al consumidor. 

Conversar

La comunicación 2.0 acabó con la comunicación como tradicionalmente había sido entendida, la unidireccionalidad de las conversaciones dio paso a un mayor protagonismo del usuario, que pasaba a tener voz en todo el proceso de compra y adquisición de un producto o servicio. 

Las pymes deben entender que las redes sociales están para interactuar y tratar de entender a los clientes o usuarios, para conversar con ellos y ofrecerles contenido de calidad. Más allá de ofrecer promociones, descuentos o novedades de la pyme, el auténtico fin del social media es ofrecer sugerencias, fomentar el debate, responder dudas… en definitiva, llevar a cabo todo tipo de iniciativa que, a la larga, posicione a la pyme como referente y experto en la materia o el sector en cuestión para que, llegado el momento de necesidad, el usuario pase a ser cliente sin tener ninguna duda de que la pyme y su producto o servicio son los mejores del mercado. Gracias siempre al buen trato recibido previamente en las redes sociales

Ofrecer experiencias

Vivimos rodeados de promociones, ofertas, correos, notificaciones de Facebook o de Twitter, cualquier contenido es susceptible de ser publicado en las redes sociales y ya pocas cosas nos sorprenden o nos llaman la atención como para generarnos un regusto en la mente, recordarlo e incluso comentarlo fuera de estas esferas. Ya no vale con ofrecer productos y servicios de calidad, con conversar con el público de tu pyme y garantizar un servicio post-venta a la altura de la marca. Ahora las pymes tienen que ofrecer experiencias. 

Ya sea a través de la usabilidad web, no obligando al usuario a eternizarse a la hora de rellenar un formulario, facilitando el proceso de compra o garantizando un buen servicio post-venta, cualquier cosa es válida para conseguir no solo que el cliente quede plenamente satisfecho con la adquisición del producto o servicio, sino que su satisfacción le lleve a no dudar en la próxima ocasión. 

Atención al cliente

Decíamos al principio que entre los usos que las pymes deben dar a las redes sociales es el de conversar, de este precisamente se desprende otro de los usos necesarios: la atención al cliente. Antes, si un cliente tenía una duda de último momento quizás acudía al teléfono o se quedaba sin resolverlo. Pero ahora, la inmediatez de las redes sociales les lleva a utilizar este medio para consultar cualquier cuestión a la marca. 

Los estudios reflejan que casi un 60% de las marcas ha recibido quejas a través de las redes sociales, algo perfectamente comprensible y que da la oportunidad a la empresa en cuestión de salir beneficiado ofreciendo una respuesta rápida y que satisfaga las demandas del cliente. 

En definitiva adaptarse al uso que la sociedad hace de los medios sociales con el objetivo de fidelizar al cliente y conseguir posicionarse en su mente como una pyme experta en la materia, con criterio y que cuida de sus clientes. 

Si eres una pyme y crees que ha llegado el momento de dar el salto al social mediacontáctanos. Estaremos encantados de ayudarte, estudiar tu caso y ofrecer las opciones que mejor se adapten a tu pyme y tu público objetivo.