Políticos en la era del Social Media

Las redes sociales, los teléfonos inteligentes, las tabletas o los selfie no solo están a la orden del día, sino que son instrumentos y aplicaciones que ya, más que formar parte de nuestra sociedad, contribuyen al desarrollo de la misma.

Un ejemplo de esto que decimos es la última decisión tomada por la Casa Blanca y que afecta directamente a estos teléfonos inteligentes. Y es que, tradicionalmente ha existido una norma en la residencia del Presidente de los EEUU que impedía a los visitantes y turistas acceder a las inmediaciones equipados con sus teléfonos móviles, pero desde la pasada semana, esta norma se ha revocado, es más, se invita a los turistas a fotografiar y compartir sus selfie en las redes sociales con el hastag #WhiteHauseTour.

Esta iniciativa ha partido de la siempre activa en redes sociales Michelle Obama, quien se ha encargado personalmente de comunicar la noticia en sus redes sociales. La Primera Dama sorprendió el pasado jueves a los turistas que hacían cola para acceder a la Casa Blanca rompiendo el cartel que a la entrada anunciaba: “No se permiten fotografías o redes sociales”, prohibición que llevaba vigente desde hace 40 años.

Aunque aún deberemos esperar a que se permita también el uso de los palo selfie, trípodes o cámaras profesionales, lo cierto es que este es un paso más en la política de acercamiento a los ciudadanos de la que siempre hace gala el matrimonio Obama.

Otros ejemplos de uso político de las redes sociales

Campaña Yes We Can

En 2008 The Washington Post se refirió a él como el rey de las redes sociales, hoy en día nadie duda que su historia y la de los Estados Unidos nunca habría sido la misma si durante su primera campaña a las elecciones, primero demócratas y luego presidenciales, no hubiese hecho uso de las posibilidades ofrecidas por las redes sociales.

Los asesores de campaña del actual presidente estadounidense no tardaron en darse cuenta de las posibilidades, después de que un estudiante anónimo crease una página de Facebook que, en pocos días, contaba con más de 250.000 seguidores. Se convirtió entonces en uno de los pocos candidatos con perfiles en las principales redes que le sirvieron, sobre todo, como amplificador de sus mensajes.

El punto fuerte, el económico. Frente a las campañas tradicionales, las campañas en redes sociales no necesitaban inversión económica y obtenían importantes retornos. Según The New York Times, los mensajes y vídeos de Obama se reprodujeron durante más de 14 millones de horas y media en las redes sociales, lo que en televisión habría supuesto más de 47 millones de dólares.

Imagen más tuiteada

Aunque actualmente ha quedado relegado al puesto número 2, en su día batió récords históricos posicionándose como el tweet más retuiteado de la historia.

En 2012, tras enterarse de que había ganado sus segundas elecciones presidenciales, Barack Obama twiteó, junto con una imagen abrazando a su mujer, un mensaje corto, pero con muchos matices “Four more years”. En aquel momento, más de 455.000 seguidores hicieron suyo el mensaje, cifra que ascendió con los días, además, más de 194.000 lo marcaron como favorito.

Por este y muchos otros motivos, Barack Obama ostenta el título de Primer Presidente de la era del Social Media, con más de 61,5 millones de seguidores en twitter y 43 millones en facebook y es un ejemplo de cómo, una estrategia bien planteada y organizada, puede dar grandes frutos con un coste económico más que rentable.

Si crees que el social media puede darle nuevas salidas a tu negocio no dudes en llamarnos. Insistimos, arreglarte la vida, quizás no sea fácil, ¡pero al café y la charla invitamos nosotros! ;)