Pyme y marketing online, 10 errores

Llevamos poco tiempo trabajando en el mundo de la publicidad online, pero ya hemos tenido tiempo de cruzarnos con diversidad de clientes. Están los que consideran que una página web, las redes sociales y, en general, toda estrategia de ventas llevada a cabo de forma online es una actividad secundaria para su negocio. Nos hemos encontrado también con los que, de alguna manera, saben que hay algo, pero creen que su negocio no es susceptible de implantar estrategias online. Y, por supuesto, hemos coincidido con los que son conscientes de la importancia del marketing online, las redes sociales y el desarrollo de una buena estrategia. 

Pero, ¿cuáles son los errores más comunes que cometen las pequeñas y medianas empresas al lanzarse al mundo online? La agencia especializada en el marketing digital Rebeldes Online ha reunido en una guía los 101 errores más frecuentes que cometen las pymes en este campo. 

  1. No entender el concepto de: Primero aporta valor y luego vende
    En esta nueva economía los clientes mandan; por lo tanto, si quieres diferenciarte de la competencia primero tienes que demostrar que tú vales, y después hacer la venta. El contenido es la vía rápida para mostrar tu valor y aportar valor a tus clientes.
  2. Falta de mentalidad estratégica y no adquirir activos online
    Hay que ser estratégico con el Marketing. Una Pyme está acostumbrada a pagar por anuncio y recibir una respuesta. Si tienes una mente estratega sabes que puedes invertir en una acción online, obtener una repuesta y luego, como efecto secundario, monetizas el activo. Y este activo puede ser el fan de Facebook, el registro de email o una web anexa que genera tráfico… En definitiva, los activos se quedan… El anuncio de una vez, no.
  3. Pensar que se puede hacer crecer la página de Facebook de manera orgánica a 10.000 fans
    Casi todas las Fanpages con más fans han tenido una inversión de anuncios de Facebook detrás. Una Coca Cola no tiene más de 82 millones de fans de manera orgánica. Coca Cola invierte en captar fans porque sabe que son un activo, una audiencia con la que puede comunicar. La pregunta aquí es: ¿Qué tipo de fans quieres? Porque igual puedes generar 10.000 fans a través de un concurso con algún gancho gratis… Y lo que tendrás será un montón de fans que solo quieren cosas “gratis”.
  4. No entender que SEO es una apuesta a medio-largo plazo y que no es instantáneo
    La gran parte de las Pymes online no entienden que el SEO no es de un día para otro. Por eso se llama orgánico. Si piensas que vas a vender más de inmediato con SEO, estás pensando mal. SEO es a medio-largo plazo. Es importante, pero también son importantes otras fuentes de tráfico.
  5. No crear contenido que solo capta enlaces
    Algunas Pymes, cuando contratan una agencia de SEO, no se dan cuenta de qué tipo de contenido se está publicando en su nombre. Puedes crear contenido simplemente para mostrar a Google que publicas contenido, e ir por unas palabras claves. O puedes publicar contenido que, por sí mismo, es tan interesante, que otros publican tus enlaces con tu contenido. Que tu contenido es tan interesante que genera me gustas y retweets y se comparte de manera viral por las Redes Sociales. Esto es contenido estratégico para SEO.
  6. Pensar que una página web se hace una vez y nunca más se cambia
    Son muchos los que lanzan la página web y luego esperan ventas, y no hacen nada más. Tu web siempre tiene un objetivo; por lo tanto, se puede optimizar para cumplir este objetivo. Optimizar tu proceso de venta es una parte igual de importante que buscar nuevas fuentes de tráfico.
  7. No saber qué es copy y porqué es importante
    El buen Marketing es mitad psicología y mitad números. La parte de psicología se traduce muchas veces en buen copy, el arte de escribir para vender. No saber cómo escribir para vender es igual que tener una tienda física y no tener comerciales que pueden vender. Muchas Pymes cometen el error de escribir sobre ellos, sobre sus productos o sobre su empresa. El buen copy empieza pensando en escribir sobre el cliente final, sus problemas, sus deseos y sus aspiraciones.
  8. Pensar que Email Marketing no funciona
    En la era de obsesiones de todo lo nuevo y de las Redes Sociales, es fácil dejar de hacer cosas que ya funcionan, y siguen funcionando. Muchos empresarios se pierden en las Redes Sociales y piensan que el Email Marketing no funciona. Las reglas son siempre las mismas. Si quieres que la gente lea tus posts o abra tus emails, tienes que ofrecer valor. Si haces esto, Email Marketing sigue siendo una de las armas más potentes del Marketing Online. Tú no tienes control de tus fans en Facebook, lo tiene Mark Zuckerberg. Pero con Email Marketing, tu base de datos es tu base de datos.
  9. Esto tiene que ir rápido, es Internet
    Aunque podemos ir más rápido porque es Internet, solamente vas a ir rápido en función de tus conocimientos y tu capacidad para implementar. Y nada te puede quitar que vas a tener que hacer pruebas y validar qué funciona y qué no funciona, optimizar tu proceso de venta y buscar nuevas fuentes de tráfico. Muchos cometen el error de pensar que lanzan una tienda online, o una página web, y que con un poco de SEO ya tienen un negocio híper rentable. Nada más lejos de la realidad.
  10. No tener claro que la venta no tiene que ser online para aprovechar del poder del Marketing Online
    Algunas cosas no se pueden vender directamente online. Transacciones por encima de 200€ suelen generar mucha resistencia. A veces, tienes que llevar la venta a una llamada telefónica o presencial. Capta primero el registro y conviértelo en un potencial con tu contenido, y luego mira para cerrar la venta offline. Algunos piensan que, simplemente poniendo precios y una pasarela de pago, de manera automática se generan ventas. Cualquier proceso de venta requiere pensar la lógica de cómo lo ve el cliente potencial y qué resistencia hay para crear un proceso que tenga altas conversiones.

Es posible que te sientas identificado con alguno de estos errores, pero ello, más que suponer un problema, es una ventaja diferenciadora frente a la competencia, ya sabes que el primer paso para superar un problema es reconocer que existe dicho problema. Si eres una Pyme y quieres comenzar a sacar partido al Marketing Online, pero no sabes por dónde empezar, contáctanos. Como siempre, otra cosa no, pero te garantizamos una buena charla aderezada con una buen café.