Imprimir esta página

Responsive, ¿aún te suena a chino?

Mucho se ha hablado en los últimos meses y mucho nos han preguntado nuestros clientes acerca del diseño responsive y de por qué Google había decidido hacerlo obligatorio. A ver si podemos, con este post, aclararos algo las dudas.

¿Qué es el diseño responsive?

Responsive Web Design (RWD) es la técnica utilizada por los programadores y diseñadores web para que un sitio web se adapte al tamaño, la resolución y la orientación del dispositivo móvil a través del que se visite el sitio web. Manteniéndose el mismo código y la misma url, con lo que no hay problemas de indexación en Google ni de posicionamiento de la web. Aunque la adaptación resposive no es la única técnica para adatar una web a los dispositivos móviles.

Dada la cada vez mayor frecuencia de acceso a Internet a través de este tipo de dispositivos y teniendo en cuenta que la experiencia del usuario en uno de los factores más importantes para el posicionamiento natural de un sitio web, Google ha decidido penalizar esa mala práctica de algunas páginas webs.

¿Cómo puedo saber si mi web es responsive?

Google ha puesto a disposición de todos los propietarios de páginas web esta aplicación a través de la que comprobar si nuestra web cumple ya con los requisitos establecidos. Es una herramienta muy fácil de usar y muy útil, ya que además, Google explica los motivos por los que nuestra página no está optimizada (en caso de que así sea), explica, también, cómo ve Googlebot a página analizada y, por último, te explica, según la plantilla usada en el diseño, cómo realizar los cambios necesarios para adaptar tu web a dispositivos móviles.

¿En qué consiste la penalización?

El pasado 21 de abril fue la fecha tope que Google estableció para adaptar las webs a dispositivos móviles, de lo contrario amenazaban con penalización. Resuelta la duda de que no serán en ningún caso sanciones económicas, muchos se han relajado. Nada más lejos de la realidad, de nada sirve un trabajo de optimización y de actualización web, si luego Google va a castigarnos con una menos visibilidad. A la larga, una sanción mucho más costosa.

En definitiva, adaptar un sitio web a los dispositivos móviles es una tarea relativamente sencilla como para dejarla pasar y sufrir las consecuencias de una pérdida de posicionamiento.