Empleo y redes sociales

Según los datos de un informe de Infoempleo y Adeco sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo, el 88% de las empresas consultan la actividad de sus candidatos en RRSS. Este informe, además, coloca a LinkedIn a la cabeza como la red social más idónea para encontrar empleo, con el 72% de aceptación entre los candidatos.

Ya en su día hicimos un post sobre LinkedIn para principiantes en el que desgranamos la red social profesional por excelencia y explicamos sus aplicaciones. En la actualidad, cuando estamos buscando empleo, no podemos descartar la opción digital, la presencia de un perfil en portales de empleo y redes sociales específicas supondrán un apoyo muy importante a la hora de buscar trabajo, pero además contribuirán a generarnos una personalidad digital que se mantendrá con el tiempo. 

Para aquellos que buscan empleo, tener presencia en las redes sociales les permitirá: 

Acceso al contenido

Tener presencia en las redes sociales, portales de empleo y participar de una búsqueda digital de empleo nos garantiza estar al corriente de todas las informaciones que se vayan volcando, teniendo un acceso mejor y más actualizado a las noticias sobre las empresas en las que estemos interesadas y sus oportunidades y ofertas de empleo

Conversar 

Teniendo presencia en el mundo digital te resultará más fácil conversar e intercambiar información y opiniones con otros en tu misma situación, empleadores o empresas, generando al mismo tiempo nuevas relaciones y nuevos contactos y, quién sabe, nuevas oportunidades laborales. 

Profesiones 2.0

Con el avance de las nuevas tecnologías están surgiendo nuevas profesiones que, cada vez en mayor medida, están demandando profesionales cualificados y en el mundo digital. Siendo así, no habrá mejor manera de demostrar a tu futuro empleador que realmente eres un profesional digital si habéis entrado en contacto por este medio, si cuentas con perfiles en las principales redes sociales y sabes cómo desenvolverte en ellas.  

Marca personal

Tu actividad en tus redes sociales, aunque sean privadas; el tipo de contenido que compartas, aunque haya diferentes redes sociales para según qué contenido; las relaciones y contactos con los que converses a través de las redes sociales; y un largo etc van a definirte como individuo y van por tanto a contribuir a la creación de tu marca personal, fundamental en tu búsqueda de empleo, sobre todo si vas a trabajar en el mundo digital

Cuando las redes se convierten en el enemigo

Visto así, no puede quedarnos la duda de que las redes sociales han supuesto un importante avance a la hora de buscar empleo, aunque, como en casi todo, también existen contras. 

Muchos han sido los casos en los que un empleado ha sido despedido de su puesto de trabajo por una acción desafortunada en sus redes sociales, muy sonados han sido (sobre todo en las propias redes sociales) casos en los que la persona contratada no llegó siquiera a pisar su oficina porque fue despedida antes de comenzar a  trabajar por comentarios desafortunados en sus redes sociales

Llegados a este punto la pregunta es obligada: ¿dónde está el límite entre lo privado y lo público? Y la respuesta es bastante ambigua porque va a depender de quién la responda y en qué situación se encuentre. Todos podemos criticar algo que nos disgusta en petit comité y, aunque pensemos que nuestras redes sociales, donde están nuestros amigos, puedes ser parte de este pequeño grupo reducido, la verdad es otra: todo lo que está en Internet es público, si no quieres que se sepa, no lo compartas…